sábado, 23 de mayo de 2009

Dedicado a mis pelos de alambre

"Vivir despeinada..." Sólo así: disfrutando cada momento, cada experiencia y cada afecto (sin poses) seríamos mucho más felices.

En este mundo lo rico engorda, lo lindo sale caro, el sol que nos alumbra arruga y lo realmente bueno de la vida despeina: reir a carcajadas, viajar, volar, correr, nadar en el mar, quitarse la ropa, besar a la persona amada, jugar, cantar, bailar, hacer el amor... todo esto ¡deja el pelo irreconocible!

Así que, aunque voy a vivir con el cabello despeinado, sin duda estaré pasando por el momento más feliz de mi vida.
Es ley de vida, siempre va a estar más despeinada la mujer que va en el primer carrito de la montaña rusa que la que elija no subirse.
Por eso al vivir hay que entrégarse y comer rico, besar, abrazar, bailar, enamórarse, relájarse, viajar, saltar, acostarse tarde, levántarse temprano, correr, volar, cantar, estar cómoda, admirar el paisaje, disfrutar y despeinarse.
Lo peor que podría pasar sería, tener que volverse a peinar...

3 comentarios:

Vanessa dijo...

jajajaj ay amigui pero si tu siempre andas bien peinada....jajajaja
ahora quieres andar despeinada
jaja

Roberto dijo...

pero yo veo bien chido tu cabello en tus fotos, asi bien docil y suavesito.

Renee dijo...

No te creas Amigui, de pronto cada ricito se rebela y toma vida propia XD

Eres un sol Robert, la verdad es que mis pelitos de alambre sí me gustan y son suavecitos :)

Como me dijo el otro día la sobrina de mi novio: "Tu pelo parece como de serpentinas... o no, más bien como la pasta que mi papá hizo ayer para comer" ¡¡...me encantó!!