lunes, 6 de octubre de 2008

"¡Ay dolor...!"

El dolor no es raro para mí... lo sentí cuando murió mi abuela, cuando voy al dentista y lo siento cada mes.
No es que me guste, no soy masoquista pero sé lo que se siente que algo duela... y creo que también sé soportarlo. Es normal sentir dolor, es parte de la vida, yo sé.
Lo que no me gusta es cuando algo tan pequeño y tan insignificante me produce dolor. Algo que no pensé que me pudiera afectar, que me pudiera doblar... algo que no tendría que doler y aún así, sí me puede y sí me quiebro y sí, también lloro.

Pues hace dos días recordé ese tipo de dolor. Por alguna extraña razón, terminé en el súper, haciendo compras nocturnas, cosa que me encanta, ya sean compras diurnas, vespertinas o nocturnas y por ir de "tentona" (porque eso lo que soy) me corté con una grapa que estaba en una mesa, sosteniendo un mantel y la grapa estaba mal puesta... o bien puesta, como esperándome, para recordarme algo.

Como se puede ver en las imágenes... no fue para tanto (porque, de hecho, en las imágenes no se observa cortada alguna, sólo se aprecia mi dedo enojado) el tipo de cortada que te haces con una hoja de papel.
Yo sé, no es pa' tanto, "no seas marica", me diría algún patán insensible pero la verdad es que sí soy... y BIEN marica. Puedo pasar por una extracción de 4 muelas del juicio (más 2 premolares) con la mano en la cintura y al otro día comerme una canasta de M&M's pero desangrarme y morir de dolor por este tipo de tonterías.

Puedo interpretar acerca del conflicto entre ciencia y religión ante una audiencia de cientos de personas, ante las que sé que el tema levantará ámpula pero no le puedo decir a una sola persona: "esto me está doliendo, no sé qué quieres... creo que ni siquiera lo sabes tú, así que vete a la mierda" (estoy citando sólo hechos reales)

No sé qué pasa, no sé qué va a pasar. No sé si esta es de esas cosas que se curan con varios litros de helado o con chocolates en cantidades industriales, no lo sé...

Hace unos días, una amiga me decía: "algo te duele porque tú lo permites... y te duele hasta que tú decidas que ya no quieres que te duela más"
Puede que sea cierto, después de todo, a mí el curita me ayudó... y ya, al menos esto no me está doliendo tanto.



4 comentarios:

E & V DETECTIVES dijo...

AMIGUI¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
me has hecho reir mucho con tu post pero tambien me has hecho pensar en esas cosas que sufres y que a veces una no se da cuenta.
Quiero decirte que aunque a veces me veas que no soy la misma en muchas cosas..tu estas en mi corazón y que para ti siempre que lo quieras te puedo poner un curita o mandar a la chingada el sentimiento deldolor.
No se que decirte mas que no permitas que te duela mas...
es facil decirlo y dificil de aplicar ...pero estare aqui siempre ...te quiero muchoooo
IN MY LIFE.... BESOS NEGROS
JAJAJAJAJA

Mercury dijo...

Sana sana colita de rana...
jajajjajjaa
Niña fea!!!! no nos enseñes ese dedo!!!! Tu mami nunca te dijo que es de mala educacion???
jajajajjjaja

Ojala te deje de doler pronto
Besitos :P

McCoy dijo...

ayyyyy Renecita!!! te mando un beso (aunque no se lo mando al dedo, pues se ve feo) que mal que pas{o eso, pero que bien, porque solo asi nos regalaste una nueva entrada!!!
Cuidate mucho, y venga para delante!!!
El McCoy, quien sabe lo que es dolor.

Renee dijo...

Amigui, tú también estás en mi corazón siempre, siempre, siempre :)

Besos (claro está) con alas

Qué triste McCoy pero por ahí dicen que este tipo de cosas son las que más nos inspiran... aunque yo ya no quisiera tener TANTA inspiración. Más importante que saber qué es dolor, hay que saber qué se siente sobreponerse a dicho dolor, que no?

No sé Mercury tal vez ÉSTA es la forma que tiene la vida de decirme que debo de usar ese dedo más seguid y aprender a enojarme... para que haya equilibrio en la vida ;)